Distancia Focal II

El Realizador debe tener en cuenta las distancias y ángulos con los que “trabaja” la naturaleza. En este sentido podríamos decir, a modo de ejemplo,  que el ojo humano (nuestro objetivo incorporado de nacimiento) observa el devenir de las cosas a través de una lente con una distancia focal específica lo que conlleva que cuando trabajemos con esa misma (o parecida) focal  percibamos los objetos y su entorno de forma natural. Pero el tema no es del todo pacifico, así frente a las referencias clásicas que estimaban la longitud focal del ojo humano en el entorno de los 50 mm, hoy en día y fundamentalmente a partir de los estudios científicos realizados desde la década de los noventa del pasado siglo, podemos convenir que el valor de la distancia focal del ojo humano oscila entre los 17 y los 24 mm (distancia focal objeto-imagen) dependiendo de distintos y variados factores, generalmente físicos.

Bolex16mm
Cámara Bolex de 16 mm.

Como quiera que sea, el ojo humano tiene una cierta capacidad “adaptativa” que nos permite sentirnos cómodos cuando observamos secuencias grabadas-rodadas en distintas longitudes focales. Utilizar el sentido común será en cualquiera de los casos la mejor medida a tomar a la hora de utilizar las distancias focales. Recordemos que un gran angular extremo o un “supertele” serán asimilados por nuestro cerebro como algo ajeno a la propia naturaleza, más adecuado a la búsqueda de efectos subjetivos que a la presentación de un retrato certero de aquello que está ocurriendo.

Quizás todo lo anterior pueda parecer un poco complicado, pero en la práctica las cosas resultan más sencillas (obviando claro está la propia complejidad de las decisiones o el hecho de realizar estas en la realidad de una grabación o rodaje) sobre todo si tenemos muy claro que es aquello que buscamos transmitir al espectador.

En este sentido, si estamos trabajando con un objetivo de focal variable que hemos ajustado a 20 mm y con posterioridad decidimos llevarlo hasta los 40 mm, nos encontraremos con diferentes cambios sobre el plano establecido primeramente, siendo el principal de ellos el hecho de que el sujeto-objeto retratado aparecerá ahora más cercano, ya que su imagen habrá doblado su tamaño en pantalla, aunque todo ello a cambio de “perder” partes o contenido de la escena inicial.

Dicho lo anterior comprenderemos que es muy importante conocer cuál es el factor de zoom que nuestro objetivo de focal variable posee. Este aparece, generalmente, como un número precedido de una “X”. Así “x3” o “x5”. Realizar el cálculo apropiado es muy sencillo ya que basta conocer que este factor expresa las veces que ha de ser multiplicada (por el número “X”) la distancia focal mínima del objetivo en cuestión. En la práctica, si trabajamos un objetivo con un rango 20-50 mm y su zoom alcanza los “x10” significará que puede llevarnos hasta los 200 mm. O lo que es lo mismo 20 (distancia focal mínima) por 10 (factor de zoom x10) igual a 200 mm.

En sentido contrario, si procedemos a realizar un cambio de distancia focal hasta los 10 mm (partiendo de los 20 mm originarios) el efecto producido será exactamente el contrario. Nos encontraremos con que ahora el sujeto-objeto parece más lejano y pequeño, aunque habremos “ganado” mayor amplitud a la escena, reflejando y poniendo de relieve una mayor cantidad de datos que ofrecer al espectador.

Por tanto debemos tener muy claro que los objetivos (distancias) de foco largo, gracias a su efecto telescópico, nos ofrecerán imágenes más grandes del sujeto-objeto, a cambio eso sí, de presentarnos un segmento más estrecho de la escena. Los objetivos (y las distancias) de foco corto, como en el caso de los grandes angulares presentaran los sujetos-objetos más pequeños y distantes, pero ofreciéndonos un segmento de la escena muy amplio e incluso toda la escena dependiendo de la lente utilizada.

Hoy en día podemos trabajar con objetivos del tipo “Gran Angular-Angular” cubriendo entre los 10 (incluso menos) y 35 milímetros, pasando por los estándar, de 35 a 50 milímetros y los teleobjetivos, hasta 600 milímetros o más, presentándose con diversas configuraciones y posibilidades de trabajo distintas.

Artículos Relacionados

Un pensamiento en “Distancia Focal II

Los comentarios están cerrados.